PUBLICACIONES PUBLICACIONES
Inicio
/
/

Preocupación en Ucrania por despliegue de tropas rusas cerca del Dombás

A finales del último mes, imágenes obtenidas por satélites y videos filtrados en redes sociales comenzaron a mostrar un amplio despliegue de artillería pesada y tropas rusas hacia la región del Dombás, en el área fronteriza en el este de Ucrania. La zona está en conflicto desde el 2014 y ha dejado hasta la fecha más de 14 000 muertos, según cifras oficiales.

Las tropas han sido transportadas desde regiones tan distantes como Volgogrado, desde donde se envió la 56ª Brigada Aerotransportada, una de las fuerzas que Moscú utilizó en los conflictos de Afganistán y Chechenia. De acuerdo con corresponsales de la BBC en Kiev, habría al menos 4000 militares rusos en tres regiones fronterizas en Ucrania.

Los movimientos han provocado que las fuerzas armadas de Ucrania y el Comando Europeo de Estados Unidos se pongan en alerta máxima ante el temor de nuevos enfrentamientos militares. El presidente ucraniano Volodmir Zelensky, férreo crítico de Rusia por su actuación en la región, sostuvo conversaciones con líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y la OTAN respecto al tema. A pesar del armisticio firmado para poner desescalar el conflicto en la región, recientemente se han registrado diversas violaciones del alto al fuego. Por ejemplo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha registrado, solo el 26 de marzo, 493 violaciones.

Por su lado, Rusia no ha negado el despliegue y desde el Kremlin afirmaron que tienen el derecho de mover «sus fuerzas armadas dentro de su territorio a su discreción». El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró en una conferencia de prensa que «no debe preocupar a nadie y no supone una amenaza para nadie». Sin embargo, cuestionaron las «provocaciones fronterizas» de Ucrania y criticó el deseo de ese país de ingresar a la OTAN.

La situación podría causar un aumento de tensión en la zona y las razones para la movilización son desconocidas. El despliegue militar podría significar la antesala de una posible ocupación, de manera similar a lo ocurrido con las reubicaciones para la seguridad (explicación oficial) de los juegos olímpicos de Sochi, que finalmente terminó en la anexión de Crimea. No obstante, una acción de este tipo atraería numerosas sanciones para Rusia y un probable aislamiento internacional. Analistas explican que solo se trataría de una prueba de fuerza para medir la respuesta del nuevo gobierno de Biden y de Europa.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *